PESADILLAS

 

¿Qué son las pesadillas?

Las pesadillas son habituales en los primeros años de vida. Se trata de despertares repetidos durante el período de sueño mayor o en las siestas diurnas, provocados por sueños terroríficos y prolongados que dejan recuerdos vívidos, y cuyo contenido suele centrarse en amenazas para la propia supervivencia, seguridad o autoestima. Los despertares suelen ocurrir durante la segunda mitad del período de sueño. Al despertarse del sueño terrorífico, los niños recuperan rápidamente el estado orientado y despierto, a diferencia de la confusión y desorientación que caracterizan los terrores nocturnos y algunas formas de epilepsia.

¿Qué se hace en estos casos?

Lo mejor es despertarle y tranquilizarle. El niño recordará su sueño, por lo que durante el día, es conveniente hablar de lo que ha soñado o dibujarlo, con el fin de calmar esos miedos. Las pesadillas aparecen con mayor frecuencia en niños inseguros y ansiosos, que se preocupan mucho por las cosas. Es conveniente detectar cuales son las causas de la angustia, y poder hablar de ello.

¿Cuándo los padres han de preocuparse?

Cuando las pesadillas se dan de forma continuada y/o van acompañadas de otros síntomas, como enuresis, inhibición o miedos que no ceden fácilmente. En estos casos es aconsejable acudir al psicólogo infantil con el fin de poder trabajar las causas que provocan angustia y ansiedad. En estas ocasiones se puede encontrar desde preocupaciones, accidentes, malos tratos o abusos, por eso se ha de ser muy cauto antes de evaluar estas causas, y la conveniencia de la intervención de un profesional.

 

Autor: Angeles Codosero Medrano. Psicóloga clínica (Col. núm. 6267). CENTRE DIAGONAL. BARCELONA.  www.centrediagonal.com/

Volver a página principal 

Página creada: 27.11.2010  Actualizada: 12.06.2015