TERAPIA DE PAREJA

La pareja es uno de los pilares más importantes de nuestra vida, y la base e inicio de la familia, por lo que en el campo de la psicología se han tratado de entender y comprender los factores, observables e inconscientes, que determinan que sea posible este vínculo desde una perspectiva relacional.

Se tiene la falsa creencia, cuando imaginamos una pareja, que funciona como algo estático; pero como en cualquier etapa evolutiva en el ser humano, tiene sus momentos de crisis, y la lucha por superarlos hace que la pareja sea un proceso en movimiento, por lo tanto dinámico. Todo ello puede comportar momentos de satisfacción, pero también momentos de frustración y desánimo, llevando a la pareja a cuestionarse su propio funcionamiento e incluso una posible ruptura.

En ocasiones se hace necesaria la consulta a un psicólogo, que puede ayudar a entender y clarificar la problemática y los motivos que han llevado a la pareja a esa situación. Además de poder buscar posibles soluciones, ya sea a través de la terapia de pareja, donde se ayuda a transformar un espacio de sufrimiento repetitivo y esterilizante en uno creativo y fértil, o a través de una terapia de apoyo, planteando cuales son los núcleos más problemáticos, con el objetivo de buscar cambios y llegar a consensos.

Los problemas de pareja más comunes son:

La terapia de pareja ha de ser llevada acabo por un psicólogo clínico o psicoterapeuta especialista en pareja. En primer lugar se realizará un diagnóstico con el fin de ver la dinámica de la pareja y los conflictos de base, la duración del cual es de entre 3 o 4 sesiones. En algunas ocasiones, la terapia de pareja se ha de apoyar con terapia individual de algún miembro de la pareja.

En la mayoría de casos, la terapia de pareja se suele estructurar con una periodicidad de una sesión por semana. A medida que la pareja va evolucionando el número de sesiones va disminuyendo hasta que el tratamiento finaliza. En los casos en que la pareja no demora la consulta al psicólogo, o porque se trata de un problema o crisis puntual, las terapias no suelen durar mucho y, en base a nuestra experiencia, es muy posible que con unas cuantas sesiones se pueda ayudar a superar la crisis con éxito. Diferente es el caso de aquellas parejas en las que se observa un proceso de deterioro importante, ya sea porque se plantean la terapia de pareja como el último recurso antes de la separación o divorcio, o porque el conflicto o conflictos están muy enquistados. En este último caso lo habitual es que sean necesarios meses de tratamiento. En otras ocasiones no es infrecuente  que uno de los miembros de la pareja no esté dispuesto a acudir a la terapia, pero esto no ha de ser un inconveniente para que el miembro que sí desea el cambio acuda a terapia individual, dado que los cambios revertirán en la pareja, o en el caso de que la ruptura sea inevitable, le ayudará a superarla con menor sufrimiento.

La terapia de pareja también será muy útil en aquellos casos donde la pareja ya ha tomado la decisión de separarse o divorciarse, especialmente en aquellos casos donde la pareja tenga hijos, dado que prestará una ayuda profesional para afrontar las dificultades que comporta dicha situación,  minimizando el sufrimiento de todos los miembros de la familia.


Para pedir cita en Barcelona, con los psicólogos especialistas en terapia de pareja, puede llamar al teléfono 93 410 49 64 / 618 678 148.
Si desea solicitar información en relación a cualquier aspecto relativo a problemática de pareja puede hacerlo en nuestra dirección de correo electrónico.


Volver a página principal 

Página creada: 29.06.2009  Actualizada: 15.12.2017