“Los problemas de salud mental han estado siempre, pero ahora hemos normalizado el ser sensibles y querer entendernos”

La psicóloga Riti de Pineda asegura que la lucha contra la estigmatización de los problemas de salud mental está dando como resultado un aumento de pacientes

Ir a terapia ya no es un tabú. En los últimos años, y sobre todo, tras la pandemia, la sociedad ha cambiado de prioridades y ha normalizado el recibir ayuda de un profesional. “La gente ha dejado de ver la psicología como algo vergonzoso o que solo está reservado para los más locos” afirma la psicóloga Riti de Pineda.

La lucha contra la estigmatización de los problemas de salud mental ha generado un aumento de los pacientes, y por ende, que la psicología se haya convertido en uno de los sectores con mejores perspectivas de futuro.

La psicóloga catalana cuenta a La Vanguardia cuáles son los cambios que ha notado en la profesión durante los últimos años y las claves de este crecimiento exponencial de un sector que cada vez causa más interés entre los jóvenes que deben decidir su carrera profesional.

La salud mental empieza a ser una prioridad para la sociedad. ¿Ir al psicólogo está dejando de ser un tabú?

Los problemas de salud mental han estado siempre, pero siento que ahora han cambiado los valores y hemos normalizado más el ser sensibles, tener problemas, querer entendernos y querer comunicarnos.

Las nuevas generaciones se encuentran en un mundo globalizado, por esa misma razón, la capacidad de adaptarse a una realidad cambiante e inesperada y hacerlo de una manera saludable, es un valor esencial para ellos. A pesar de que las generaciones más jóvenes se han unido a este cambio de paradigma, las personas más mayores, aún tienen dificultades para deconstruir el concepto de salud mental.

¿Las redes sociales tienen algo que ver con este proceso de normalización?

Sí, de hecho, a raíz del confinamiento, el mundo se ha vuelto cada vez más digital. Las redes sociales se han convertido en un espacio en el que formamos y construimos relaciones, configuramos nuestra propia identidad, nos expresamos y conocemos el mundo que nos rodea. Al fin y al cabo se convierte en una ventana a distintas realidades, lo que permite dar visibilidad a experiencias de otros usuarios.

Por lo tanto, las redes sociales actúan como una plataforma eficaz para una auto expresión positiva, dejando atrás este secretismo y esta estigmatización del poder hablar de salud mental de una manera clara y transparente.

Cabe resaltar que esto también puede ser un arma de doble filo, ya que muchas veces no podemos verificar el contenido que estamos consumiendo, y a su vez, es difícil poner límites al mal uso de estas plataformas.

¿Qué significa ir a terapia?

Fin de los tabúes contra la psicología

La terapia se presenta como un proceso de cambio personal, que pasa por un mejor conocimiento sobre sí mismo, el abordaje de aquellas experiencias que dejan huella (que a menudo son difíciles de gestionar sin las herramientas adecuadas), así como el descubrimiento de una forma más saludable de afrontar incluso las dificultades más cotidianas que hoy no te permiten vivir plenamente la vida.

Cada persona es única, por eso en nuestro trabajo terapéutico es esencial adaptarnos a las necesidades del paciente y a su historia de vida, con flexibilidad y ofreciendo un espacio íntimo, cercano y seguro. Generar un espacio que invite a la reflexión y a una mejor comprensión de las emociones y sentimientos.

¿Identificas algún cambio de hábitos que haya favorecido esta normalización de los problemas de salud mental?

En mi trabajo como psicóloga me encuentro con múltiples ejemplos de estos cambios. Por un lado, la concienciación en empresas de la importancia de cuidar el bienestar de los trabajadores, ya que en los últimos años una de las mayores causas de bajas laborales es el burnout – o el síndrome del desgaste profesional-.

Así como el incremento de no sólo páginas de Instagram sobre psicología, sino también la diversidad de aplicaciones de meditación y de bienestar que han emergido estos dos últimos años. Además, la normalización en esferas sociales habla de cómo ha ido la terapia o cómo va el proceso terapéutico.

La pandemia ha afectado la salud mental de muchas personas. ¿Has notado un incremento de pacientes en los últimos dos años?

Es imposible pensar en estos dos últimos años y no asociarlos al impacto de la pandemia de la Covid-19, y evidentemente pasa lo mismo en el caso de la salud mental.

Esta crisis ha obligado a muchas personas a lidiar con situaciones de duelo, incerteza, inseguridad, pérdida de ingresos, convivencia y aislamiento derivado de la situación de alarma.

En el caso de las personas que ya padecían un trastorno mental, esta situación ha venido a agravar los síntomas, ya que se han encontrado ante una pérdida de los mecanismos de apoyo y, en muchos casos, las situaciones de aislamiento a las que se han visto sometidas han incrementado su situación de vulnerabilidad.

¿La psicología es un sector con buenas perspectivas de futuro?

La psicología es, sin duda, uno de los sectores que tiene más perspectivas de futuro. La lucha contra la estigmatización de los problemas de salud mental está siendo clave para el sector y está dando como resultado un aumento de los casos terapéuticos.

La gente ha dejado de ver la psicología como algo vergonzoso, que se debe ocultar, o que solo está reservado para los “más locos”. Se ha empezado a deconstruir el concepto de necesidad, y ahora mucha gente lo ve como un acompañamiento o una ayuda en esos momentos de tu vida que pareces no saber potenciar tus propios recursos.

Así que podríamos decir que es un momento de gran crecimiento, y parece que este crecimiento va a ser exponencial, ya que podemos ver cómo la nueva generación de padres cada vez da más peso a este ámbito del bienestar. Si cambiamos desde la raíz, desde la educación, seguro que se va a normalizar cada vez más el concepto de psicología y salud mental, seguro que van a aumentar los casos y, por ende, crecerá el numero de personas que se animan a estudiar psicología.

De hecho, podemos decir que está siendo un cambio de paradigma, ya que esta conciencia de bienestar la vemos en las escuelas, empresas, organizaciones, incluso en ambientes sociales.

Después de estudiar el grado de psicología, ¿en qué ramas puedes especializarte?

Al decidir especializarse en psicología, es importante comprender los muchos sub-campos y especializaciones dentro de esta amplia especialización.

Estas áreas de la psicología incluyen: psicología clínica y de la salud, psicología de la educación, psicología de las organizaciones y del trabajo, psicología comunitaria y jurídica, psicología del ciclo vital (infantil, adultos, personas mayores), actividad física y deporte, mediación, asesoramiento y orientación psicológica en distintos ámbitos, evaluación e intervención psicológica en distintos ámbitos, elaboración de programas de intervención, tráfico y seguridad vial, emergencias y desastres, investigación y docencia.

En la profesión de psicóloga es importante ir actualizando constantemente, trabajamos con una gran diversidad de casos y personas, por lo tanto es esencial que vayamos adaptándonos a los cambios que presenta la sociedad y la propia evolución de la psicología.

Fuente: lavanguardia.com

PSICÓLOGOS BARCELONA – CENTRE DIAGONAL

Somos un equipo de psicólogos clínicos y psicoterapeutas de Barcelona
con amplia experiencia en psicología clínica y psicoterapia, tanto en el sector público como en el privado.

MÁS INFORMACIÓN

 

Resumen
¿Ir al psicólogo está dejando de ser un tabú?
Nombre del artículo
¿Ir al psicólogo está dejando de ser un tabú?
Descripción
¿Ir al psicólogo está dejando de ser un tabú?
Autor
Publisher Name
CENTRE DIAGONAL
Publisher Logo