Ante la situación creada por la alerta sanitaria generada por el COVID-19, en Centre Diagonal queremos dar una serie de recomendaciones para gestionar emocionalmente la situación que estamos viviendo, y que viviremos hasta la finalización de esta crisis.

El principal objetivo es evitar que la sensación de miedo se convierta en un fenómeno que dificulta todavía más la gestión de esta crisis y, a la vez, hacer más tolerable la situación de confinamiento mientras dure la cuarentena.

Por una parte, el miedo es una emoción básica y normal con la que nuestra mente responde frente determinadas situaciones, como la incertidumbre o situaciones de amenaza, y prepara a nuestro organismo para hacer frente a las mismas, evitando los riesgos innecesarios. No obstante, si se sobrepasa determinado umbral, el miedo puede ser contraproducente, puesto que nos puede llevar a un bloqueo emocional que no nos permita gestionar con eficacia esta situación, generando un problema añadido. Por otra parte, las situaciones de confinamiento pueden provocar sensaciones de tristeza, aburrimiento, impotencia, ira, angustia, estrés…, entre otras, que pueden dificultar la convivencia con las personas próximas y agravar más la situación.

Está demostrado, pero, que de toda situación traumática puede nacer una segunda oportunidad de crecimiento, a la vez que incrementar nuestra capacidad de resiliencia.

Nuestras recomendaciones son las siguientes:

  • Infórmate bien, con información contrastada científicamente y la proveniente de organismos oficiales, evitando la sobre-información, especialmente aquella que genera catastrofismo, o culpabilidad. Estamos ante un problema colectivo, al que hay que hacer frente con actitudes de responsabilidad individual y constructivas, evitando esparcir rumores o informaciones falsas a través de las redes sociales. Si tienes dudas sobre tu salud en primer lugar, contacta mediante la APP 061CatSalut Respon, y si no es posible, telefónicamente al 061, y como última opción con tu médico.
  • Si tienes hijos pequeños, tienen el derecho de estar informados. Demuestra que pueden hablar y expresar sus dudas y sus angustias, proporcionando explicaciones comprensibles a su nivel de comprensión. No se les debe mentir, pero tampoco se les debe alarmar. La información debe ser fluida y no más de la que pueden asimilar. Debemos tener en cuenta, que nuestras actitudes muchas veces suministran más información que nuestras palabras. Trata de encontrar actividades para hacer juntos, más allá de los teléfonos, tabletas, videojuegos o televisión.
  • Si tienes posibilidad de teletrabajar, hazlo. Organízate de manera que puedas dedicar tiempo suficiente al trabajo para garantizar la continuidad del mismo, y explícalo de manera clara a tus clientes, proveedores, responsables de tu organización, etc. Esto te permitirá llevar a cabo un buen desarrollo de las nuevas rutinas.
  • Llega a acuerdos explícitos con las personas con las que convivirás, sin dar nada por supuesto. Respeta los espacios diferenciados, no hace falta estar todos juntos todo el tiempo.
  • Contacta “virtualmente” con todas tus personas más significativas fuera del entorno de confinamiento. Esto te permitirá aliviar las sensaciones de aislamiento y soledad.
  • Si puedes, participa en alguna iniciativa comunitaria, respetando las directrices de las autoridades sanitarias, que pueda ser de ayuda para todos.
  • Dentro de tus posibilidades, haz alguna actividad física en casa. Utiliza alguna técnica de relajación, la que mejor te pueda funcionar, hay muchas por internet con vídeos demostrativos (yoga, meditación, respiraciones profundas, …). También es el momento de leer todos aquellos libros que tenemos pendientes. Buscar la oferta de ocio online gratuito de que dispones, es mucha y variada. Utiliza el sentido del humor, el humor disminuye la angustia y reduce el miedo.
  • Por último, aprovecha esta situación temporal para pararte a reflexionar sobre tus prioridades y tus intereses, tanto a nivel personal como profesional. Momentos como estos pueden dar lugar al renacimiento de tu capacidad creativa, proyectos que antes, por falta de tiempo, nunca podías iniciar. De esta nueva situación estamos convencidos de que podremos extraer nuevos aprendizajes de nosotros mismos y de los demás.

Si, a pesar de todas estas recomendaciones, la situación te supera porque estás sufriendo síntomas de ansiedad, angustia o miedo, te puedes poner en contacto con nosotros a los teléfonos 934104964 / 618678148, para obtener una atención profesional.

Angeles Codosero Medrano
Psicóloga clínica y psicoterapeuta psicoanalítica